Raíces del idioma Inglés

curso gmat libro toeflLos lenguajes vivos y lenguas muertas.

Nos referiremos a una lengua muerta cuando ha dejado de hablarse en su totalidad en cualquier región del mundo  y en muchos de los casos es un lenguaje que únicamente se encuentra en libros, por ejemplo, el Latín es una lengua muerta debido a que ninguna nación lo habla en la actualidad. Una lengua muerta permanece estática sin cambios, y debe mantener como se encuentra en los libros. Pero un lenguaje vivo cambia constantemente, evoluciona y modifica como un ser viviente. De hecho, podríamos compararlo con las etapas de la vida misma. Existe una infancia, una adolescencia, madurez y el ocaso. Así mismo es el desarrollo de cualquier lenguaje.

En el caso específico del idioma inglés lo podemos dividir en periodos y posteriormente señalar con bastante precisión ciertos cambios distintivos en los hábitos del lenguaje como las inflexiones en las palabras, en las preferencias de las palabras que se utilizan, o las diferentes maneras en que se hacen las combinaciones de palabras para crear frases.

Los cambios en cualquier idioma, incluyendo el idioma Inglés toman tiempo, no se dan de la noche a la mañana. Los cambios se van dando de manera gradual, casi imperceptible.

Los periodos del idioma ingles a lo largo de la historia se pueden dividir en 5 periodos principales que son: Antiguo, Temprano, Medio, Tudor y Moderno.

Estos periodos se mezclan gradualmente unos con otros. Si observáramos el inglés del año 1250 y lo comparamos con el periodo 900 podremos encontrar un gran número de diferencias, sin embargo, si lo comparamos con el idioma del año 1100 la diferencia realmente no sería perceptible o sería mínima.

El Inglés antiguo que va del año 450 al 1100 por dar fechas más o menos precisas. Esta forma del idioma inglés difiere principalmente del ingles moderno en el número de inflexiones. Había bastantes declinaciones de los adjetivos como el latín y tres géneros, algo que comparte actualmente con los sujetos utilizados en el Alemán.

El vocabulario de este periodo contenía muy pocos elementos extranjeros, usaba bastante la aliteración, que es la reiteración de estructuras consecutivas o ligeramente separada.

El inglés temprano debe muchas de sus características a la llegada de los Normandos, quienes hicieron muchas modificaciones al idioma, además de cambios culturales y regionales. Las inflexiones del idioma, que son; las alteraciones que experimentan las palabras mediante morfemas, empiezan a dejarse de lado y se usan cada vez menos frecuentemente y en realidad no se adoptan nuevas que las sustituyan provenientes de cualquier otro idioma.

Curiosamente nuevas palabras provenientes del Francés comienzan a introducirse, de hecho en varias regiones el idioma deja de escribirse y solamente se mantiene registro hablado por lo que no se tienen datos precisos del uso específico de estas nuevas palabras que adquirió el idioma.

Esta entrada fue publicada en Clases de Inglés, Cursos GMAT, cursos toefl y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.